Nuestros Pastores

Eddie Castillo
Pastor Fundador

Nació en el año 1956 en Las Villas, Cuba. Recibió a Cristo en Diciembre de 1987 y a partir de ese momento su vida tuvo una transformación de 180 grados. Después de una experiencia de más de diez años en los caminos del Señor, estudiando y sirviendo a otros, el Pastor Eddie junto con su esposa Marcia fundaron EMC Ministries Inc. dando a luz una visión puesta en sus corazones por el Señor para pastorear y en el año 2003 establecen la Iglesia Espíritu Santo y Fuego. Su misión es enseñar la Palabra de Dios sin adulterarla, alcanzando al perdido, restaurando las familias y preparando lideres para bendecir a otros.

En el año 2004 se graduó con un bachillerato en estudios bíblicos en la Universidad Cristiana de Logos, en Jacksonville, Florida. Actualmente, paralelo al pastoreo de su iglesia, dirige la Escuela Bíblica “La Voz del Maestro” dedicándose a la enseñanza de la Palabra de Dios, entrenando personas para el servicio del ministerio.

Padre de cuatro hijos, esposo y pastor, Dios ha puesto un fuego en su corazón por la restauración de las personas alejadas de los caminos del Señor, trayéndoles palabra de sanidad para sus vidas.


Marcia Castillo
Pastora Ejecutiva

Nació en Cuba y fue criada en los Estados Unidos. En el año 1997 finalizó sus estudios teológicos en la “Universidad Christiana Logos”, de Jacksonville, Florida, obteniendo una maestría en Administración de Iglesias y Finanzas. En el 2002 recibió su ordenación como ministro por Logos Christian College.

Es esposa, y madre de cuatro hijos. En el año 2003 junto con su esposo, el Pastor Eddie Castillo, sintieron fuertemente el llamado de Dios y fundaron EMC Ministries Inc., un ministerio de cobertura internacional que se enfoca en la expansión de las buenas nuevas de salvación a toda criatura y a la restauración del perdido, del abatido, del opresionado, del herido y del débil de espíritu.

Además es fundadora y líder del Ministerio Mujer de Visión Internacional, a través del cual ha traído el mensaje de esperanza y cambio para la vida de muchas mujeres abusadas, heridas y maltratadas. Predicadora incansable de la Palabra de Dios, bajo la poderosa unción del Espíritu Santo.

Actualmente pastorea, juntamente con su esposo, la “Iglesia Espíritu Santo y Fuego” en Miami, Florida, haciendo una diferencia dentro de la comunidad para establecer el reino de Dios en la tierra.